26 de agosto de 2019

UNIVERSIDADES LIBRES

Lo que no logramos para nosotros, – María de Lourdes y yo -, lo hemos logrado para nuestros cinco hijos. Ellos han estudiado en las mejores universidades de Estados Unidos, España y Suiza. Solo nos falta que se gradúe nuestra hija menor a quien le faltan dos años de estudio. Además, nuestro hijo mayor ya se graduó y obtuvo un MBA, con la mejor nota de su promoción y otro de nuestros hijos estudia un MBA, semipresencial, en una de las mejores universidades de México.

Observando los centros de estudio podemos apreciar que el común denominador es la libertad de acción de las universidades. Alrededor de ellas se han desarrollado pequeñas ciudades con hospitales, hoteles, urbanizaciones y edificios de viviendas para profesores y alumnos, restaurantes, almacenes, aeropuertos, y demás negocios que giran alrededor de un diario vivir con libertad y desarrollo.

Ecuador ha contado con grandes rectores de universidades que han creado oportunidades para jóvenes que luego se convirtieron en grandes profesionales, me atreveré recordar los nombres de Pedro Aguayo Cubillo, Gustavo Noboa Bejarano y el gran Walter Valdano Raffo,  entre muchos otros nombres de valiosos educadores.

Ahora también tenemos nombres de valiosos educadores, de gente honorable, preparada y con vocación de emprendedores que han impulsado valiosos proyectos educativos; quizá me olvide de alguien, pero me atrevo a citar nombres como Marcia Gilbert de Babra, Santiago Gangotena, Carlos Montufar, Carlos Larreategui, Carlos Ortega Maldonado, Roberto Hanze.

Debemos impulsar reformas que permitan recrear la libertad en los centros de estudio para que el estado saque sus garras de las manos y del espíritu emprendedor de gente valiosa que ha dedicado su vida a educar y formar jóvenes profesionales.

Miren, nada más, lo ampuloso del nombre del ente estatal que controla e impide el desarrollo de universidades libres – Secretaria Nacional de educación superior, ciencia y tecnologia SENESCYT.

Ninguno de los burócratas que ha dirigido este ente estatal ha logrado en su vida lo que han logrado los nombres aquí citados. Uno de estos burócratas y su esposa cobraban doble sueldo, aprovechando su influencia en el gobierno; pero miren el cinismo de atreverse a regular hasta el tiempo que una persona puede ejercer el cargo de rector. Tamaños absurdos.

Esta es una de las razones por las que Ecuador está en los puestos finales de competitividad en el mundo.

Necesitamos innovar para cambiar. Necesitamos Universidades Libres para que nuestros jóvenes prosperen y con ellos ECUADOR.

Guillermo Lasso recorriendo el Ecuador
Artículos anteriores
[display-posts category="blog"]