09 de marzo de 2020

NO QUEDA MÁS QUE PRENDER VELAS Y REZAR

El riesgo país de Ecuador ha cerrado en 1979 puntos esta semana; refleja la incertidumbre de la economía ecuatoriana que hace incuantificable la proyección del déficit fiscal para el 2020.

Este nivel de riesgo país hace muy difícil, por no decir imposible, el acceso de Ecuador al mercado internacional de bonos para conseguir dólares para financiar al gobierno. Las perspectivas de la economía ecuatoriana se enturbian aún más por la caída de los precios internacionales del petróleo a 41 dólares el barril, 10 dólares menos que lo presupuestado para el año 2020.

En este panorama no vemos ninguna reacción del gobierno acorde con las circunstancias que vivimos.

Faltan 14 meses para el cambio de gobierno en mayo del 2021, hasta tanto no nos queda más que prender velas y rezar a los santos para que el descalabro económico no destruya más empleos que los que ya destruyó este gobierno en 2019.

Artículos anteriores
[display-posts category="blog"]