Carta a Asambleístas de CREO

Carta a Asambleístas de CREO
Martes, Abril 26, 2016 - 19:15

Estimados Asambleístas de CREO,
 
Estamos de acuerdo en que todos debemos arrimar el hombro en estos momentos difíciles. Todos, sin excepción. Y la mayoría estamos dispuestos a hacerlo, vía donaciones, impuestos, voluntariado, etcétera. Pero dicha voluntad de colaborar no puede ser ciega a la realidad, sino que debe estar regida por la prudencia, la objetividad y una mentalidad de largo plazo. Debemos asegurar que la solidaridad que los ecuatorianos hemos demostrado surta efecto real, de forma eficiente y eficaz. Y ustedes, señores asambleístas, están obligados a fiscalizar ese proceso, ética y legalmente.
 
Una realidad evidente es que el actual Gobierno ha perdido la confianza de los ecuatorianos como administrador. Es evidente que despilfarró la mayor bonanza petrolera de nuestra historia, que nuestras finanzas no estaban preparadas para este desastre. Que la ceguera ideológica primó sobre el sentido común. Y ahora, una mayoría de ecuatorianos se pregunta con razón: ¿ese mismo Gobierno se encargará de administrar la reconstrucción de las zonas afectadas? ¿Los mismos que no supieron lidiar con la abundancia pretenden hacernos creer que son idóneos para superar esta crisis en escasez?
 
Afortunadamente, existe una forma de superar esa situación de desconfianza: La creación del FONDO DE RECONSTRUCCION para gestionar los recursos destinados a la reconstrucción de las áreas afectadas, alimentado por impuestos temporales, venta de activos del Estados, créditos y donaciones locales y del exterior. Estos deberán ser depositados en su totalidad en las cuentas del fondo, cuya sede estará en Portoviejo y deberá tener el ÚNICO PROPÓSITO de financiar la reconstrucción de obras públicas en las áreas afectada, bajo la dirección de representantes de la sociedad civil.
 
Mediante la creación de dicho Fondo de Reconstrucción, podremos asegurarnos que los recursos no se pierdan en laberintos burocráticos. Fundamentalmente, que no sean usado para cubrir los huecos financieros del actual Gobierno. Porque eso sería engañar a la ciudadanía. Y ello se puede evitar creando estrictos mecanismos de transparencia y responsabilidad administrativa, que permitan conocer exactamente en qué se gasta cada dólar recaudado para enfrentar la crisis.
 
Por ser este un punto tan esencial, les pido señores asambleístas que presten su voto para la aprobación del proyecto de ley presentando por el Presidente de la República, pero siempre que se incluya expresamente la creación de un fondo de las características mencionadas. Para que ni un solo centavo destinado a las víctimas de la catástrofe vayan a parar a manos del fisco para otros fines. Porque tenemos que evitar que se juegue con esos sagrados recursos, más aún en días de turbulencia económica. Porque tenemos que recobrar la confianza en la administración pública, y fundamentalmente procurar el bienestar de los seres humanos afectados.
 
Este es el momento de la solidaridad, pero también de la prudencia y la planificación en largo plazo. Debemos ser pragmáticos. Visitar las poblaciones afectadas me dejó claro que no podemos caer en el enfrentamiento estéril. Necesitamos soluciones viables. No podemos equivocarnos una vez más, no lo haremos.
 
 
Guillermo Lasso

Noticias Relacionadas