5 de Abril del 2016

Share it now!
Martes, Abril 5, 2016 - 14:00

COMPARTO CON USTEDES UNA INFORMACIÓN NECESARIA.

Siempre defenderé mi honor y el de mi familia ante cualquier infamia. Porque he construido una vida regida por la ética más estricta. 

Y muchos de ustedes la conocen por mi trayectoria en el Banco Guayaquil. Y de eso les quiero hablar amigos, ante los ataques cobardes de los medios de comunicación correistas. Que quieren repartir lodo para desviar atención. 

He declarado rigurosamente los dividendos que anualmente ha repartido el Banco Guayaquil. Y sobre ellos he pagado todos los impuestos establecidos en la ley.

Son las leyes del correísmo las que me impiden invertir libremente en mi país. Prohiben al accionista de un banco invertir en otras actividades distintas al banco. Mi única alternativa ha sido invertir en el exterior.

Diario El Telégrafo ha informado la existencia de compañías de mi propiedad en Panamá. La única empresa panameña activa se llama Banisi Holding S.A., propietaria del banco Banisi. Un banco formal, con oficinas y dirección conocida, debidamente autorizado por la Superintendencia de Bancos que realiza actividades apegadas a la ley. Un negocio legítimo.

En dicho emprendimiento trabaja mi hijo Juan Emilio, quien debió renunciar a sus funciones en el Banco Guayaquil, gracias a otra ley del correísmo que prohíbe que dos hermanos trabajen en el mismo banco.

Ojalá que sigan investigando. Que se hable del tema. Porque así demostraré que se puede salir adelante por la vía de la recta moral y el apego a la ley. Que somos más los ecuatorianos que no tenemos nada que esconder, y que somos nosotros, los honestos y trabajadores, los decentes y los responsables quienes sacaremos a este país adelante a partir de mayo de 2017.

Guillermo Lasso

Guillermo Lasso Mendoza
Share it now!